El lento andar en la renovación de la política

Publicado en Nueva Crónica y Buen Gobierno , número 116 , diciembre 2012

 Números de Nueva Crónicahttp://institutoprisma.org/joomla/images/NC/nueva%20cronica%20116.pdf

Un balance del proceso político transcurrido en el transcurso de 2012 destaca dos hechos. En primera instancia, la recomposición de la coalición oficialista debido al distanciamiento entre el Movimiento al Socialismo (MAS) y el movimiento indígena, sobre todo de tierras bajas. En segundo término, las modificaciones en el campo de la oposición con la presencia protagónica del Movimiento Sin Miedo (MSM) y Unidad Nacional (UN) y la desarticulación final de Plan Progreso para Bolivia-Convergencia Nacional (PPB-CN), con una grave fragmentación en Santa Cruz por la presencia de varias fuerzas políticas antaño convergentes y hoy rivales.

OFICIALISMO: RUPTURA Y BÚSQUEDA

La ruptura entre el movimiento indígena y el gobierno, debido al conflicto por el TIPNIS y la secuencia de acontecimientos que derivaron en la realización de la consulta previa, es un hecho importante porque pone en evidencia la tendencia del proyecto político y del modelo de desarrollo propugnados por el MAS. Se trata de una tendencia más sometida a la influencia de las inercias del proceso histórico de formación del Estado que a los efectos buscados por las transformaciones constitucionales.

La influencia del movimiento indígena en el proceso constituyente fue crucial para definir los contornos del modelo de Estado Plurinacional, no obstante la implementación de la CPE puso en evidencia que el cumplimiento de los derechos colectivos indígenas contradice las necesidades de generación de excedente económico por parte del Estado y su tendencia a la centralización y al control soberano del territorio. Unidad e integración son la médula de cualquier Estado y el Estado Plurinacional no es una excepción, más aún si existen tareas pendientes de integración territorial y social. Por otra parte, el carácter territorial de los derechos colectivos implica una negociación bilateral entre el gobierno y cada pueblo indígena, una lógica que tiende a provocar la deconstrucción o desarticulación del movimiento indígena como actor político relevante. Otra consecuencia de este hecho es la pugna de intereses entre los sindicatos campesinos y las organizaciones indígenas que provocó la quiebra del Pacto de Unidad como el sustento organizativo del sujeto colectivo definido en la CPE como “naciones y pueblos indígena originario campesinos” y que proporciona sentido al carácter “plurinacional” del Estado. Este año marca el fin del Pacto de Unidad como el modo de articulación entre el MAS y los movimientos sociales, lo que implica que la coalición oficialista buscará nuevas modalidades, como aquella inicialmente prefigurada en la “cumbre social” realizada al despuntar el 2012 que mostró una apertura hacia nuevos sectores y organizaciones sociales. Por ello, el año venidero será decisivo para la redefinición de las relaciones entre el MAS y el movimiento indígena, no por sus posibles consecuencias electorales sino porque discursivamente son significativas para la orientación estratégica del proyecto impulsado por el partido de gobierno.

El MAS aprobó una importante iniciativa -a mediados de este año- para la realización de un “congreso orgánico” que redefina las pautas organizativas del partido de gobierno, no obstante ese empeño no culminó en el trascurso de 2012 y se vislumbra como una tarea central para el próximo año. La institucionalización de la principal fuerza política del país tendrá consecuencias positivas para el funcionamiento del sistema de partidos e impulsará a las restantes organizaciones políticas a adaptarse a las nuevas condiciones exigidas por la territorialización de la política. En 2013 se iniciarán los cálculos electorales, sobre todo en el campo de la oposición, con miras  a la disputa presidencial, empero es necesario tener en cuenta que los comicios generales de diciembre de 2014 forman parte de un solo proceso político que se completará con las elecciones subnacionales de abril de 2015, un dato que exigirá a las fuerzas políticas privilegiar no solamente sus estrategias discursivas y sus políticas de alianzas sino los aspectos organizativos y de funcionamiento interno, una exigencia derivada de la territorialización de la política y del avance en la implementación de las autonomías departamentales..

En el transcurso de 2012, el campo de la oposición se ha matizado con la presencia de fuerzas políticas que se sitúan a la izquierda y a la derecha de un “centro” ocupado por el proyecto del MAS y su modelo de Estado Plurinacional. Es el germen de un probable sistema de partidos más pluralista que, en la actualidad, tiene como fuerza dominante al MAS. Y es la manifestación de la hegemonía discursiva del nuevo orden constitucional que provoca que la disputa política se limite a la interpretación de la letra constitucional y no incluya el planteamiento de alternativas programáticas.

LA OPOSICION Y SUS AVATARES

El campo opositor empezó a mostrar algunos matices  interesantes desde 2010 con la presencia del MSM como primera fuerza política opositora desde posiciones de izquierda,  con cuestionamientos que no se dirigen al “proceso de cambio” sino al tipo de conducción gubernamental. La presencia del MSM ha enriquecido el campo opositor, antes circunscrito a posturas contestatarias al modelo de Estado Plurinacional. No es casual que este partido apoye la candidatura de Nuni en las elecciones para gobernador en el departamento del Beni, un dato sugerente porque en esa candidatura confluyen las dos fisuras que sufrió la coalición oficialista en los últimos años. También es relevante la realización de su congreso extraordinario hace unas semanas porque ese cónclave dio inicio a una redefinición de sus pautas organizativas con miras a su adaptación al nuevo entorno político-institucional que exige una atención especial a la territorialización de la política.

Otro partido que se consolidó en el transcurso de este año fue UN, con una postura más orientada a la derecha del MAS y, en consecuencia, del MSM. Esgrime una propuesta de conformación de un “frente único” contra el oficialismo para debilitar las posiciones del MSM y con el afán de ocupar un espacio de centro-derecha capaz de articular diversas fuerzas regionales, sobre todo las que formaron parte de CONALDE. En algunas contiendas electorales subnacionales tuvo éxito, como en el caso del municipio de Sucre, y busca algo similar en la gobernación de Beni como parte de sus intentos de liderar el campo de la oposición con un discurso más virulento contra el MAS. En el transcurso del año no realizó otras acciones que no sean de carácter electoral y están pendientes sus ajustes organizativos si pretende transformarse en una fuerza política relevante.

Estos son los tres partidos con presencia nacional y protagonismo en el debate público. Otra fuerza política importante al inicio de la segunda gestión gubernamental era PPB-CN, con presencia en ambas cámaras. Sin embargo, este año se profundizó su debacle interna y surgieron varios intentos organizativos de fuerzas regionales, que expresan una grave fragmentación política  en el caso de Santa Cruz. Este panorama se completa con la hegemonía del proyecto del MAS  como el rasgo que caracteriza las relaciones entre oficialismo y oposición. Si en la anterior gestión gubernamental de Evo Morales la polarización política se expresó en el rechazo opositor a la nueva CPE, precisamente impulsado por el movimiento autonomista cruceño, en la actualidad el modelo de Estado Plurinacional no tiene rivales ni detractores. Y en las postrimerías del año, la confianza y el apoyo al presidente volvió a mostrar guarismos superiores  a la mitad de la población encuestada poniendo en evidencia que los desafíos son mayores para las fuerzas de oposición que para el oficialismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s